Miley Cyrus la rompió con su versión de ‘Heart of Glass’ de Blondie

La cantante participó del cierre del iHeartRadio Festival y sorprendió con este clásico de fines de los ’70.

En 1978, Blondie publicó su exitoso disco Parallel Lines, tercero de su discografía, con temas como Hanging on the Telephone, One Way or Another y Sunday Girl. Sin lugar a dudas, la gran canción de la placa fue Heart of Glass.

El grupo ya había grabado el tema en 1975 bajo el nombre Once I Had a Love, con un ritmo mucho más lento. Tres años después, la regrabaron con un nuevo ritmo y melodías de la música disco. Mike Chapman se encargó de la producción. La canción llegó a los primeros puestos de las listas tanto en los Estados Unidos como en el Reino Unido.

Blondie formó parte de la escena punk y new wave de Nueva York de principios de los ’70. Formado en 1974, el grupo se sumó a otros nombres como The Ramones, Television y Talking Heads, que formaron parte de las atracciones musicales del memorable local CBGB.

Debbie Harry fue una pieza fundamental para la banda, aportando su carisma -una suerte de versión irónica de Marilyn Monroe– y su poderosa voz. Entre 1978 y 1982, el grupo publicó temas como Hanging On The Telephone, Sunday Girl, One Way Or Another, Dreaming, Call Me, Atomic, The Tide Is High y el mencionado Heart of Glass.

Harry, sin dudas una suerte de sex symbol que marcó una época, hoy tiene 75 años. Fue musa de David Cronenberg, John Waters y Martin Scorsese y, en el arte, de Jean-Michel Basquiat y Andy Warhol.

Miley Cyrus recuperó toda la energía y esencia del clásico para hacer una potente versión en vivo como parte del iHeartRadio Music Festival 2020. La artista lució un traje negro semitransparente diseñado por Thierry Mugler. Muchos recordaron el carisma y la sensualidad de  Debbie Harry. Nothing breaks like a heart y Midnight sky fueron otros de los temas que interpretó Miley. Este último tema lo estrenó en agosto, acompañado por un video donde presentó un look renovado, con un estilo ochentoso.

Midnight Sky llegó después del EP con seis canciones, She is coming, más algunas colaboraciones con Ariana Grande y Lana del Rey para la banda de sonido del film Los Ángeles de Charlie.

En noviembre de 2019, la artista se sometió a una operación por una amigdalitis que le impedía cantar. Se vio obligada a cambiar muchos de sus hábitos para seguir dedicándose a la música. Tuvo que estar un tiempo sin hablar, algo que le sirvió para hacer una especie de terapia. Un cambio que, según reconoció ella misma a la revista Variety, la llevó a alcanzar una madurez profesional y también personal.

“Fue muy importante para mí durante el último año viví un estilo de vida sobrio porque realmente quería pulir mi profesión. Además, pensé mucho en mi historia familiar, que tiene muchos problemas de adicción y salud mental, y me pregunté: ¿Por qué soy yo como soy? Al entender el pasado entendemos el presente y el futuro de una manera mucho más clara. Creo que la terapia es genial”, finalizó.

Compartir en: