Pasó 37 años preso por un delito que no cometió y hoy deslumbra con su voz

Es uno de los favoritos del programa de talentos America’s Got Talent. El video en el que interpreta una canción de Elton Jhon se volvió viral.

Archie Williams es el hombre detrás la historia que emocionó a todos los espectadores del famoso programa televisivo America´s Got Talent. Nació en los Estados Unidos y pasó la mayor parte de su vida condenado injustamente. Durante su presentación, contó que mientas estuvo preso era un gran fan del reality.

Archie pasó 37 años tras las rejas. Fue condenado a cadena perpetua, acusado de violación, intento de asesinato y robo a una mujer en 1982. Cuando ingresó a la prisión de Louisiana tenía 22 años, cuando recuperó su libertad había cumplido 57. Al año siguiente, se inscribió en el reality y ahora revoluciona la pantalla con su gran talento.

“Vi America’s Got Talent en prisión y me visualicé allí”, dijo el participante antes de ofrecer una celebrada versión de Don’t Let the Sun Go Down on Me de Elton John. “Siempre deseé estar en un escenario como este y ahora estoy aquí”, agregó notablemente emocionado en su primera presentación. El video de su actuación alcanzó, en menos de 24 horas, millones de reproducciones y se volvió viral.

La vida de Williams fue realmente dramática. La Justicia tardó más de tres décadas en darse cuenta de que era inocente. Fue gracias a la intervención de Proyecto Inocencia, una organización sin fines de lucro norteamericana que recuperó su libertad en marzo de 2019.

Ellos fueron los encargados de exigir una prueba de ADN para revisar su caso. Tras comparar las huellas digitales encontradas en el lugar donde se cometió el delito, descubrieron que pertenecían a un violador en serie y no a Archie. “Pero como era un niño negro pobre, no tenía la capacidad económica para luchar contra el estado de Louisiana”, explicó.

Hoy volverá a presentarse en el programa y seguramente mañana todos estarán nuevamente hablando del hombre que encontró en la música una nueva oportunidad para su vida.

Compartir en: