‘Imagine’ de John Lennon cumple 50 años

Un disco que marcó la carrera solista del ex Beatles. El músico lo compuso en la intimidad y entregó canciones que perduran en el tiempo.

Un 9 de septiembre, hace medio siglo, John Lennon publicó su segundo disco -que lleva el mismo título que el famoso tema- con diez piezas que representan, en cierta medida, una carta de amor a su esposa Yoko Ono.

Una parte de Imagine se grabó en el estudio personal de Lennon, en su mansión de Tittenhurst Park, Londres, mientras que las cuerdas se sumaron en en Record Plant de Nueva York. Al igual que en su anterior álbum, Phil Spector estaría en el rol de coproductor. Aquellas sesiones fueron grabadas en video que luego se conocieron en un documental titulado Gimme Some Truth: The Making of John Lennon’s Imagine.

Sobre el proceso de grabación, Lennon tuvo como invitados a importantes colegas como su excompañero George Harrison; Alan White, en batería; Tom Evans, en guitarras; Klaus Voormann, en bajo; Nicky Hopkins, en piano; y al reconocido saxofonista King Curtis, entre otros.

El track que abre el disco quedaría en la historia. Imagine estuvo inspirada en varios poemas de Grapefruit, un libro que publicó Yoko. Esto lo reconoció el propio Lennon en una entrevista 48 horas antes de morir.

“Sé que ella (Ono) ayudó mucho con la letra, pero no fui lo suficientemente hombre para darle crédito. Esa canción en realidad fue escrita por John y Yoko”, destacó el recordado artista. Es su single más vendido, una plegaria de paz que tuvo muchas versiones de distintos artistas.

Otra de las canciones donde la artista está presente es Oh, Yoko!. El artista expresó en un fragmento: “En el medio de una nube pronuncio tu nombre. Oh, Yoko, mi amor te encenderá”.

Por su parte, el dolor y la bronca aparecen en I Don’t Wanna Be A Soldier Mama, donde John trató los conflictos bélicos desde todas las perspectivas sociales, como desde el rico hasta el pobre. En How do you sleep habla con ironía y resentimiento sobre su relación con Paul McCartney.

How? está inspirada en la contemplación de la terapia primal que él estaba experimentando junto a su mujer. Se enfrentó a muchas preguntas personales como “¿Cómo puedo seguir adelante cuando no sé qué camino está enfrentando?”.

Compartir en: