Volvió Márama y es #1 en tendencia

Ya no llora marca el regreso de la banda uruguaya luego de cuatro años de silencio.

Corría el año 2015 y su sonido acaparó la escena. Se bailó en los boliches, se cantó en las playas, se coreó en las canchas y hasta llegó a llenar varias veces el Luna Park. Luego, las internas llevaron a que la banda guardara cuatro años de silencio. Ahora, están de regreso. Márama presentó Ya no llora, tema que en 12 horas superó el millón de reproducciones y que es el caballito de batalla para conquistar el verano como lo hicieron tiempo atrás.

Cuando publicaron el anuncio, las redes explotaron. Con una campaña que afirmaba “¡Volvió el verano!” el grupo calentó el ambiente para la operación reunión. Es que, desde la abrupta separación que tuvieron en 2017, recién a fines de 2020 empezaron los rumores de una posible vuelta. Así, la llamada “cumbia uruguaya” recupera a sus máximos exponentes.

Tan solo la portada de la nueva canción generó en Instagram 1600 comentarios. Y, el teaser, 113 mil reproducciones. Es que tienen más de un millón de seguidores. El video, por su parte, muestra al grupo en situación de playa, bosque y fiesta, como no podía ser de otra manera.

La sumatoria de los hits de la banda supera ampliamente las mil millones de reproducciones. Es que “Loquita”, “Nena”, “Noche Loca” y muchas otras canciones se convirtieron en los más escuchado apenas fueron lanzados.

Marama decidió parar en 2017

Recordemos que en diciembre de 2017 Márama anunció su fin. A través de una fuerte e inesperado descargo en twitter, Agustín Casanova pateó el tablero: “A quién actúa con maldad hay que desearle suerte… tarde o temprano la necesitará”, escribió. “No tomamos caminos diferentes, las cosas pasaron por algo, algunos cometieron errores… No todos son buenos como parecen. No llores porque terminó, sonríe porque sucedió”, agregó otro de los integrantes.

Tiempo después, el propio cantante fue quien se encargó de dar su versión de los motivos que llevaron al silencio de la banda: “Fue muy fuerte para mí, la pasé re mal. Después, con el tiempo, entendí que era una puerta que se cerraba y otra que se abría”, dijo. Y, luego, al referirse a Fer Vázquez, que era el ideólogo del grupo, aseguró: “No lo vi más desde que se disolvió Márama. No terminamos mal, pero para mí fue una sorpresa enorme todo lo que pasó. Si bien yo no era el dueño, salí afectado. Era como un empleado, aunque también la cara visible del grupo. Fue todo raro. De golpe me llamaron y me dijeron ‘che, se disuelve el grupo’. Y nadie me dio explicaciones. Me abrí, no quise líos”.

Compartir en: